Martt: “Yo amo ser hombre, pero uso ropa de mujer porque me parece más divertida”

No podía faltar en el programa La Yapa “el personaje del momento” y que ha revolucionado no sólo Salta, sino también el país con su forma de vestir libre. Martt, el joven diseñador y asesor de modas explicó de qué se trata esta tendencia que ha hecho tanto ruido en las últimas semanas.

Primeramente, arrancó respondiendo la pregunta de ¿si Salta es muy conservadora? Al respecto, aseguró que la ve un poco más abierta a lo que era en su adolescencia. “Los medios viralizaron el tema de la moda sin género. Yo nunca dije eso. Yo promuevo la moda libre, sin etiquetas. Me pongo lo que me gusta sin plantearme si es de mujer o de hombre, si es de niño, si es de adolescente, si es de viejo. Si me gusta, me lo pongo y listo. No me hago cuestionamientos de ningún tipo”, explicó.

Al respecto, también aclaró que la falda fue inventada para los romanos en la época medieval antigua para ir a la guerra con armazón y escudos. “Yo no soy pionero en nada ni tampoco inventé la falda, ni pionero de la moda sin género, ni de libertad porque todo ya existe y hace mucho. A mí me costó mucho a mis 31 años ser firme y seguro en mí mismo, y a amarme y aceptarme como soy. Me costó muchísimo, inclusive relaciones amorosas, amistades y familia. Eran peleas todo el tiempo, constantemente, hasta que meses atrás pasé situaciones límites con mis ex parejas, con mis padres, con mis amigos y llega un punto que uno ya se replantea, ¿qué imagen estoy dando o qué imagen estoy transmitiendo que a todo el mundo le molesta?”, recalcó el diseñador.

En cuando a esto, contó que una ex pareja inclusive lo bajó de un auto porque tenía puesto un vestido que era como una especie de túnica. “Mi mamá un día también me dijo “por favor no salgas vestido así, te van a hacer cagar, vivimos en una sociedad muy machista”. Ella me lo dijo para preservarme. Ese día lloró, y yo me puse un pantalón y así me fui. Al otro día le dije, “prefiero morir libre antes que vivir en una mentira o simular alguien que no soy, encasillarme en una fila, de entre comillas, normalidad y a los ojos de quien”, arremetió duramente Martt.

En sintonía, aclaró que no todo es color de rosa. “Pasé una adolescencia fea, una niñez también, de mucho el qué dirán, de mucho esconderme, que estaba prohibido jugar a las barbies. Se me negaron muchas cosas y hoy las barbies son mis modelos y yo soy el Ken que me visto como quiero”, celebró.

Por último, concluyó reafirmando que la moda es su pasión. “Estudié Licenciatura en Diseño de Indumentaria y Textil y me recibí de asesor de imagen en un posgrado y la moda es mi libertad de expresión, es mi herramienta porque es mi pasión. Yo no exijo que nadie tenga mi estilo, ni impongo nada. Promuevo que cada cual sea libre como decida hacerlo más allá de la ropa. Yo amo ser hombre, hacer musculatura, tener barba. Uso ropa de mujer porque me parece más divertida. Las de hombre me parecen muy aburridas. Mi lema es la moda como libertad de expresión. Elijo ser libre, elijo todo sin pensar y sin planteos”, concluyó Martt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Publica tu noticia AQUI!!