Caso Paola Tacacho: Destituyeron al juez que dejó suelto al femicida

El juez Francisco Pisa fue destuido en el jury de enjuiciamiento en Tucumán por incumplimiento a los deberes a su cargo en la causa por desobediencia judicial de 2016 contra el entonces acosador Mauricio Parada Parejas a quien absolvió en 2017 y que asesinó el año pasado en esa provincia a la profesora oriunda de Salta, Paola Tacacho. 

En la última audiencia penal se informó que Pisa fue notificado pero no asistió. Luego de aclarar que la presencia del magistrado no era necesaria para llevar adelante la votación procedieron a realizarla. 

El presidente del Jury y vocal de la Corte de Tucumán, Daniel Posee, leyó los tres cargos  por los que juzgaron a Pisa y realizó la consulta nominal a cada miembro, entre ellos los legisladores: Sara Alperovich, Daniel Herrera, Dante Loza, Javier Morof y Walter Berarducci; también a Esteban Jerez en representación del Colegio de Abogados y al fiscal de Estado, Federico Nazur.

Por unanimidad los integrantes del Jury consideraron culpable a Pisa de incumplimiento a su cargo por no realizar la tutela efectiva de Paola Tacacho; por no observar las condiciones de vulnerabilidad de la víctima al abordar el tratamiento de la causa obstruyendo su derecho de acceso a la justicia y por su innobservancia a la perspectiva de género, todo en el marco de la causa por desobediencia judicial contra Mauricio Parada Parejas, de 2016.

La audiencia terminó con el pronunciamiento de “Paola Tacacho. Presente ahora y siempre”, de sus familiares y organizaciones que acompañaron. Hubo ocho pedidos de Jury para Pisa por el incumplimiento a sus deberes en la causa en que debía proteger la integridad de la víctima que fue asesinada el año pasado, luego de haber realizado 14 denuncias contra Parada Parejas, un estudiante de terciario que la acosó por años.

Tacacho fue asesinada a puñaladas en la calle el viernes 30 de octubre del 2020 por Parada Parejas, quien había sido su alumno en un instituto terciario y la hostigaba desde hacía al menos cinco años.

Tras el ataque, cometido en Monteagudo al 500, en pleno centro de la ciudad de Tucumán, el agresor se suicidó con el mismo cuchillo al ser rodeado por un grupo de vecinos que le impidió escapar.

Los investigadores determinaron que la docente había denunciado en más de una decena de oportunidades a Parada Parejas por la constante violencia y hostigamiento que sufría de su parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× Publica tu noticia AQUI!