Son cuatro las variantes que se identificaron en la provincia de Salta a través del Malbrán

El jefe del programa de Vigilancia Epidemiológica, Francisco García Campos, dijo que son 4 las variantes que se identificaron, según resultados de la vigilancia de secuenciación genómica, enviados desde el instituto Malbrán.

El funcionario señaló que las variantes de preocupación detectadas en la provincia son la Gamma (P.1) y Alpha (B.1.1.7); mientras que las de interés, son la Zeta (P.2) y Lambda (C.37).

Además, informó que son 56 pacientes los que contrajeron alguna de estas variantes, “26 corresponden a la originada en Manaos, ocho a la de Reino Unido, 21 a la de Perú y uno a la de Río de Janeiro”.

Cuáles son los 14 departamentos donde se detectaron

·         Gamma (P.1): Anta (3); Capital (7); Cafayate (2); Metán (2); Orán (1); Rosario de la Frontera (1); San Martín (2); Santa Victoria (2); General Güemes (1) y La Candelaria (5).

·         Alpha (B.1.1.7): Metán (2); Rosario de Lerma (1); General Güemes (2) y La Candelaria (3).

·         Lambda (C.37): San Martín (5); Capital (7); Chicoana (1); Rivadavia (5); Cerrillos (1); Rosario de la Frontera (1) y Rosario de Lerma (1).

·         Zeta (P.2): Chicoana (1).

Sobre las nuevas variantes

La jefa del programa de Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud,Paula Herrera,dijo que desde la identificación inicial del SARS-CoV-2, más de 845 mil secuencias genómicas completas se han compartido globalmente.

Además, explicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó tres tipos de variantes. Las de interés, las que preocupan y las de grandes consecuencias.

Las variantes de interés presentan menor neutralización en el virus por los anticuerpos generados contra una infección anterior o la vacunación. También, una menor eficacia de los tratamientos y un aumento pronosticado en la transmisibilidad o gravedad de la enfermedad.

Su expansión es limitada a pocas zonas o países. Por ejemplo, la variante Zeta (P.2).

En tanto a las variantes que preocupan, existe evidencia de una mayor transmisibilidad, casos más graves de enfermedad (mayor cantidad de hospitalizaciones o muertes), reducción significativa en la neutralización del virus por los anticuerpos generados durante una infección anterior o la vacunación y menor efectividad de los tratamientos.

Aquí siguen siendo efectivas las medidas de bioseguridad recomendadas por el Ministerio de Salud Pública. En este nivel se pueden mencionar a las variantes Gamma (P.1) y Alpha (B.1.1.7)

Las variantes de grandes consecuencias presentan una clara evidencia de que las medidas médicas paliativas han reducido significativamente la efectividad con respecto a otras variantes que circularon previamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× Publica tu noticia AQUI!